Criaturas mágicas.

Basilisco

El basilisco es conocido como el rey de las serpientes. Esta serpiente nace de un huevo de gallina empollado por un sapo, puede llegar alcanzar un tamaño gigantesco y puede vivir por varios siglos. Sus colmillos son mortalmente venenosos, pero ese no es su único método para matar, pues también puede hacerlo con una simple mirada directa a los ojos de su victima.

1342310295551-basilisco_criaturas_magicas.jpg

Las arañas huyen del basilisco, pues es éste su mortal  enemigo, y el basilisco huye sólo del canto del gallo, que para él es mortal. Esta serpiente se estuvo moviendo a través de Hogwarts por medio de las tuberías, por ello es que Harry (que puede hablar con las serpientes) había oído voces dentro de las paredes.

Este aparece por primera vez en el segundo libro, dentro de la cámara secreta.


Boggart

Es un ser que cambia de forma. Puede tomar la forma de aquello que más teme auqel que lo enfrente, por ello es mejor estar acompañado cuando se enfrenta a un boggart, porque de esta manera se logra despistar, pues no sabe de que forma decidirse. Nadie sabe que forma tiene un boggart cuando está solo.

A los boggarts les gustan los lugares oscuros y cerrados, tales como los armarios, roperos, huecos debajo de la cama, entre otros.

Boggart_momia.jpg

Para vencer a un boggart, lo primordial es la risa. Lo que se tiene que hacer es obligarlo a que adopte una forma cómica, por medio del hechizo Riddíkulo.


Duendecillos de Cornualles

Son de un un color azul eléctrico y miden aproximadamente veinte centímetros de altura. Tienen rostros afilados y voces agudas. Son criaturas muy destructoras y revoltosas.

Se cree que aunque no tienen alas, puedes volar. En la película los duendecillos salen con alas.

Aparece por primera vez en Harry Potter y la cámara secreta en una clase de Lockhart. Finalmente Hermione utilizó el hechizo congelador para poder regresarlos a la jaula y restituir el órden que Lockhart no pudo hacer.


duendecillos_de_cornualles.jpg


Fénix

Un fénix es un ave con atributos mágicos. Grandes, dorados y rojos, pueden acarrear cargas muy pesadas y sus lágrimas tienen poderes curativos. En los Días de Quema los fénix se incendian y renacen de sus cenizas.

Uno de los fénix más conocidos en la saga es el de Dumbledore: Fawkes.


1351917074814-Fenix.jpg

Gnomos

Son criaturas pequeñas y de piel dura, con cabeza calva grande y huesuda, parecida a un tubérculo (parte de un tallo o raíz subterráneo). Viven en madrigueras e infestan los jardines.

Para desgnomizar un jardín es necesario cogerlos de los tobillos y ponerlos cabeza abajo, hay que dejarlos muy mareados y lanzarlos, para que no puedan volver a encontrar el lugar donde estén.

gnomo.jpg


Grindylow

También son conocidos como demonios del agua. Es una criatura de un color verde asqueroso, con pequeños cuernos afilados, y dedos largos y delgados, que son fáciles de quebrar.

Estos aparecen por primera vez en el tercer libro (cuando Harry fue al despacho de Lupin, este lo tenía ahí para su siguiente clase) y  re aparecen en el cuarto (En la segunda prueba).

grindylow.png



Hipogrifo

Tiene el cuerpo, las patas traseras y la cola de caballo; las patas delanteras, las alas y cabeza de águila. Son de gran tamaño, y sus garras, según el libro de Harry Potter, normalmente miden unos quince centímetros.

hipogrifo.jpg

Estas criaturas son educadas. El humano se dirige él, se inclina y espera. Si él responde con una inclinación, querrá decir que le permite tocarlo. Si el hipogrifo no hace la inclinación, será mejor alejarse, pues pueden llegar a hacer mucho daño.

El hipogrifo más destacado de la saga es Buckbeak.

Uno de los fénix más conocidos en la saga es el de Dumbledore: Fawkes.

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar